Iglesias, basílicas y catedrales

En ninguna otra ciudad del mundo el visitante encontrará tantas iglesias (centenares) como en Roma, «capitaneadas» por una enorme Catedral, que a su vez es Archibasílica, y a las cuales se suman decenas de basílicas cristianas... además, al visitar los Foros también encontrará basílicas muy anteriores al cristianismo; las llamadas romanas o «paganas».
Tanto, y en tan pocos días, el visitante termina confundido.
¿En qué se diferencian las iglesias de las basílicas y de las catedrales? ¿Por qué además de cristianas hay también basílicas paganas? ¿Por qué... por qué...? Preguntas que, durante la breve visita, buscan sus correspondientes respuestas; a veces sin encontrarlas.

Basílica grecoromana Iglesias domésticas Catedral Basílica cristiana  Historia

Las iglesias domésticas

Los primeros cristianos de Roma llevaban a cabo sus asambleas (ecclesĭa) en casas pertenecientes a destacados miembros de la comunidad; se las llamaba domus ecclesiæ, que corresponde a reuniones o asambleas domésticas.

Las casas donde se desarrollaban estas domus ecclesiæ llevaban un Titulus; inscripción que, colocada en el frente de la casa, indicaba el nombre del propietario, que en general era un sacerdote o bien un notable de la comunidad.

Al concluir el largo período de las persecuciones (principios del siglo 4) y a partir de la Libertad de Culto emanada por Constantino (313) los locales donde tenían lugar las domus ecclesiæ devienen iglesias parroquiales, y se sustituye el nombre de su propietario -el Titulus- por el nombre de un mártir o santo, eventualmente sepultado en el lugar.

Al unificar los términos ecclesia (asamblea) y ecclesiæ (lugares donde se efectuaban las asambleas) hoy utilizamos el término iglesia para indicar el edificio, e Iglesia para referirnos a la institución.

El término iglesia proviene del griego ekklēsía; latinizado en ecclesĭa: significa «asamblea de fieles a una doctrina religiosa, reunidos para la profesión de la misma». Por lo tanto, en origen no se lo atribuía a un edificio, sino a la reunión (o asamblea) de personas de una determinada doctrina religiosa; en particular a los secuaces del Cristo, que en griego significa Mesías.

Basílica Julia (debida a Julio César, año 54 a.C.) - Foro Romano

La basílica greco romana

Es una estructura arquitectónica simple, de origen griego, comprendida por una sala rectangular de grandes dimensiones. Los griegos la destinaban a la administración de Justicia y a la centralización de actividades comerciales; los grandes edificios ministeriales y mercados modernos. A los «mercados» asistía la gente para efectuar sus compras, pero también aprovechaba el amplio espacio para pasear y reunirse al reparo del sol y de la intemperie.

En el Foro, los romanos desarrollaban actividades administrativas, sociales y comerciales, pero no solían centralizar sus mercados en espacios cubiertos.

A principios del siglo 2 a.C., el arte y la cultura helénica oriental llegan a Roma por la Magna Grecia; Italia meridional. Y es así entonces que, en el ya antiguo Foro Romano, se introduce este nuevo edificio: la basílica.

Las primeras romanas datan de fines del siglo 2 a.C.: la Basílica Porcia (año 185), la Emilia (179) y la Sempronia (170). También durante el período imperial algunos emperadores construyen sus propias basílicas, en los Foros llamados imperiales.

A la planta rectangular de la basílica «pagana» se le agregan los brazos de la Cruz

(el crucero), y se le acentúa el ábside,

quedando así determinada la estructura de la basílica cristiana.

Basílicas paganas ante literam

A las basílicas del Foro Romano se las suele llamar «paganas», pero en realidad son romanas o imperiales. Los términos «pagano» y «paganismo» aparecen mucho más tarde; a fines del siglo 4.

Mediante el Edicto de Tesalónica (febrero 380) el emperador romano Teodosio declara el cristianismo de la Iglesia romana en calidad de religión oficial del Imperio.

Once años más tarde, el mismo Teodosio prohíbe la profesión de cultos no correspondientes a la Iglesia de Roma. Es así entonces que los sacerdotes pertenecientes a otras religiones y sectas se ven obligados a dejar las ciudades y transferirse a «i paghi», los pagos; suburbios y alrededores.

Se los llamará paganos, y paganismo será todo lo referente a sus cultos, costumbres y cultura.

Reconstrucción gráfica de la estructura interior de una basílica imperial en los foros romanos; posiblemente se trate de la basílica Ulpia, del emperador Trajano.

La basílica cristiana

Cuando el emperador Constantino y el papa Melquíades deciden construir un gran edificio para la Iglesia (asamblea de cristianos) se carecía de precedentes arquitectónicos al respecto. Por lo tanto, deciden tomar como modelo las enormes basílicas del Foro Romano. Así nace la primera gran iglesia cristiana de Occidente (la actual San Juan en Laterano) que de aquellas «greco romanas» hereda el nombre de Basílica.

Muchos siglos después, independientemente de la estructura arquitectónica, las autoridades eclesiásticas confieren el título de basílica a otras iglesias de importantes santuarios, como por ejemplo Asís y Lourdes.

La catedral

Aquella primera gran basílica cristiana de Occidente -Archibasílica del Salvador en Laterano- es, desde su fundación la sede donde el obispo de Roma, el papa, tiene su cátedra, por lo cual se la denomina Catedral.
Según dependiera de un arzobispo metropolita u obispo patriarca, se las diferenciaba como metropolitana o patriarcal, pero en marzo de 2006 el papa Benedicto XVI renunció al título formal de «Patriarca de Occidente» -por considerarlo inexacto y obsoleto- con lo cual decayó el título de Basílica patriarcal.
Cabe recordar que en Italia, a las catedrales se las llama generalmente Duomo, relativo a Domus, que significa la casa por excelencia; la casa de Dios.

Actualización: marzo 2019

 Marcelo Yrurtia

Martine Ruais

Made with Adobe Muse