Santa María Mayor

Capillas homónimas

Las dos grandes capillas de Santa María Mayor -Sixtina y Paolina- son homónimas de otras dos aún más grandes que se encuentran en los palacios vaticanos, pero no corresponden a los mismos pontífices ni al mismo período histórico, por lo tanto no son comparables a pesar de su homonimia.
Lo curioso es que en ambos casos, las dos se encuentran a pocos metros una de otra.

 Basílicas y Catacumbas Capilla Paolina Capilla Sixtina Tumbas de artistas  Repaso Portada Santa María
Oro y cosmatesco

Capilla Sixtina

Capilla Paolina

Sixto IV  (1471-84)

Capilla Sixtina

Esta Sixtina, la de Santa María Mayor, es obra del célebre arquitecto Domenico Fontana por encargo del cardenal Felice Peretti, quien la consagró al Santísimo Sacramento.

Al poco tiempo fallece el pontífice reinante, Gregorio XIII, y el cardenal Peretti es electo papa con el nombre de Sixto V; a partir de entonces su magnífica capilla adquiere fama y hereda su patronímico pontificio: Sixtina.

La otra Sixtina, la del Vaticano, es la gran capilla privada de los papas. En sus orígenes era la capilla de la fortaleza vaticana, conocida como Cappella Magna y destinada también a ceremonias solemnes en los palacios pontificios. A partir del año 1473 fue restaurada por orden de Sixto IV, de quien recibe su apelativo de Sixtina. Es la capilla en la que tienen lugar los cónclaves cardenalicios para las elecciones papales.

SIxto V (1585-90)

Pablo III (1534-49)

Pablo V (1605-21)

Capilla Paolina

En la nave opuesta, justamente frente a la Sixtina, se encuentra la otra gran capilla de esta basílica: la Capilla Paulina, que recibe el nombre del papa Pablo V, quien en 1611 la comisionó al arquitecto Flaminio Ponzio. La voluntad del pontífice fue construir una gran capilla para conservar la Salus Populi Romani, imagen que, según la tradición, fue pintada por el evangelista Lucas sobre un trozo de madera de la mesa en la que Jesús celebró la Última Cena con sus apóstoles. La pintura permaneció en Jerusalén hasta que fue descubierta y llevada a Roma por vía marítima. La recibió el papa Gregorio Magno, en el año 590. El pontífice le designó domicilio romano en esta basílica de Santa María Mayor, dado que es el «primer santuario dedicado a la Virgen María en Occidente». Desde entonces pasaron 1021 años hasta que el papa Pablo V decidió construir una capilla para esta celebérrima «Protectora del Pueblo Romano», que recibe millones de peregrinos cada año; la Salus Populi Romani.

También en los Palacios Apostólicos del Vaticano existe otra capilla homónima, la Paulina del papa Pablo III, construida casi un siglo antes (1537-40). En la Paulina del Vaticano es donde se reúnen los cardenales para dirigirse en procesión a la Sixtina, y allí proceder «en Cónclave» (bajo llave) a las elecciones papales.

Repaso 9

Francesco Borromini

1599 - 1667

Tumbas de artistas

Víctima de una incontrolable depresión, el gran arquitecto Francesco Borromini se suicidó en el año 1667; tenía 68 años. Su cuerpo fue sepultado en la iglesia romana de San Giovanni dei Fiorentini, bajo una lastra de mármol carente de todo fasto (foto izquierda).

Trece años después muere otro gran arquitecto, Giovan Lorenzo Bernini. Ambos fueron los máximos precursores y representantes de la arquitectura barroca.

Bernini fue sepultado por su hijo Domenico aquí, en la Basílica de Santa María Mayor, también él bajo una simple lastra marmórea (foto derecha).

Repaso 10

Giovan Lorenzo Bernini

1598 - 1680

Actualización: junio 2019

 Marcelo Yrurtia

Martine Ruais

Made with Adobe Muse